viernes, 12 de enero de 2018

MOISÉS

Lo habré dicho miles de veces y con distintas personas, pero es que de Moi ya es hablar aparte, porque es increíble lo fácil que hace la sesión; además que hacer fotos en un lugar como Cádiz ya es.. Resumiendo, en todo momento me sentí súper cómoda.
Aproveché esta sesión para hacer dos cosillas, una es para toquetear un poco las tonalidades (especialmente la fría para las diurnas y la cálida para las nocturnas) y seguir practicando con la iluminación externa.
Además, como también quiero tocar tema de vídeo; realicé algunas tomas (claramente debo de mejorar) para seguir aprendiendo. En las próximas sesiones haré lo mismo pero mucho más trabajado; daré lo mejor de mí para que dichos vídeos os guste.
Sin más, agradecer a Moisés De Castro Ríos y a Rocío Pérez por hacer posible estas fotos y vídeo de aquel día.



 












sábado, 16 de diciembre de 2017

MÓNICA

Mónica es de esas personas que hace el trabajo bastante fácil, ya que soy totalmente fan de la naturalidad que muestra las personas en las fotos; y Mónica desprendía a mares.
Dicen que las típicas fotos en las playas están muy quemadas, paisaje muy típico y que hacer fotos a una sola persona pues, como que aburre un poco.. aquí os muestro todo lo contrario.

Las fotos en las playas son únicas, escenario en el que uno lo puede manejar a cuestión de sus gustos y de diversas maneras. En este caso yo, tomé las fotos mientras la marea bajaba y supe aprovechar el reflejo que la orilla me ofrecía; haciendo unas tomas un tanto más complejas, y que me encantan. 

Espero que os gusten.































jueves, 19 de octubre de 2017

IRENE Y MARTÍN

Tenía esta sesión metida en la cabeza desde que Irene me avisó de que le apetecía tener algunas fotos junto a Martín, realizadas por mí y que, a pesar de llegar un poco tarde (fuí a entregar una boda a Jerez y el coche como que no corría mucho) y el sol se estaba escondiendo; supe manejarme ante la situación y ellos respondieron bien ante mis indicaciones, ya que de tiempo no disponíamos mucho. Salió todo muy natural y quedó genial, hasta que se fué el sol completamente.
Hace semanas atrás se me estropeó el flash, por lo tanto no disponía ningún tipo de iluminación (tampoco contaba de que se me iba hacer de noche), así que recurrí a lo único que podría echar el cable; nuestros móviles.
Si de algo me arrepiento de ese día es que no grabé la sesión, ya que sin él no se aprecia lo rápido que realizamos las fotos y nadie se creería de que la iluminación está generada por cuatro teléfonos móviles.
Me encanta el resultado de la edición, en la que esta vez he querido dar un toque más cálido sin estropear mucho la luz natural; en la que ese día tuvo un tono frío.
Sin más, agradecer a Irene y Martín por mostrar su confianza en mí, porque además de recibir unas fotos bonitas; nos lo pasamos súper bien. Muchas gracias.